Un pastel de puerro de Primeale – Primeale. Del campo a la mesa

Esta semana os vamos a proponer una receta con nuestros puerros. Un pastel de puerro y queso gruyere que, estamos convencidos, ¡os encantará! Además de sabroso, ¡es saludabilísimo!

Porque el puerro es una verdura que puede ayudar a tu organismo a depurarse y, después de los excesos navideños, este pastel nos va a venir de maravilla.

Los beneficios del puerro

    • Refuerza el sistema inmunológico. Su principio activo, la alicina, estimula el sistema inmunitario y es antiséptico.
    • Antibiótico natural debido a sus compuestos sulfurados, con propiedades antibacterianas. Puede ayudar a curar afecciones respiratorias como la tos.
    • Bajo contenido calórico. Con sólo 61 calorías por 100 gramos de puerro cocido, es una hortaliza recomendada para controlar la línea. De hecho, un 90% de su contenido es agua. Es bajo en hidratos de carbono y su fibra resulta muy saciante.
    • Propiedades diuréticas. Su riqueza en potasio y la pobreza en sodio estimulan la eliminación de líquidos. Es muy recomendable para personas que sufran retención de líquidos o hipertensos.

Receta de pastel de puerros con queso gruyere

¿Qué necesitas?

    • 2 puerros grandes de Primeale
    • 4 huevos
    • 1 cucharadita de mostaza dijon
    • 100 g de gruyere, rallado
    • 50 g de queso parmesano, rallado
    • 120 g de harina común, tamizada
    • 1 cucharadita de levadura en polvo, tamizada
    • 1 pizca generosa de pimentón
    • 1 cucharada de hojas de tomillo
    • Sal y pimienta

¿Cuáles son los pasos?

Calienta el horno a 180ºC. Cubre un molde para pastel con papel resistente de horno.

Hervir los puerros redondos en abundante agua hasta que estén tiernos, unos 3-5 minutos. Escurrir y dejar enfriar un poco.

Batir los huevos en un bol y añadir la mostaza y los quesos. Agrega la harina, el polvo para hornear, el pimentón, el tomillo, la sal, la pimienta y mezcla bien.

Agrega la mayoría de los puerros cocidos a la mezcla para pastel y vierte en el molde. Coloque las rodajas de puerro restantes de forma decorativa en la parte superior.

Hornea el pastel durante 30 minutos hasta que esté dorado. ¡Truco! Está hecho cuando al pinchar el centro de la tarta con un palillo este sale limpio.

El pastel de puerros es una receta fantástica también para los más pequeños de la casa. En cuanto lo pongas sobre la mesa, seguro que lo devoran. ¡Prueba y cuéntanos!

Deja tu comentario