Receta con nuestras coles de Bruselas, premio Sabor del Año 2022 – Primeale. Del campo a la mesa

Nos ha hecho una ilusión inmensa que precisamente vosotros, los consumidores, hayáis elegido a nuestras pequeñas como las que más os han gustado. Estamos muy agradecidos por vuestra confianza y orgullosos de nuestros trabajadores y nuestro equipo.

Podemos decir con satisfacción que, además de estar buenísimas, nuestras coles de Bruselas tienen, además increíbles propiedades, y es que las coles de Bruselas cuentan con un elevado contenido de vitaminas A y C, así como minerales esenciales para el organismo como hierro y calcio. Por otro lado, son ricas en ácido fólico, hecho que las convierte en un alimento perfecto para las mujeres embarazadas.

Para aprovecharnos de todas estas propiedades, lo ideal es consumirlas hervidas u horneadas. Sin embargo, si hay una receta top y súper saludable para disfrutar de un delicioso plato de coles de Bruselas es al ajillo. El toque del ajo mezclado con el perejil y el vino blanco aportan a este vegetal un aroma y textura que te sorprenderán.

Ingredientes

    • 1kg de coles de Bruselas
    • Aceite de oliva
    • 6 o 7 dientes de ajo
    • 2 cayenas (opcional)
    • Medio vaso de vino blanco
    • 1 rama de tomillo
    • Una cucharada de harina de trigo
    • Perejil

Preparación de las coles de Bruselas al ajillo

    • Lo primero que vamos a hacer para preparar las coles de Bruselas al ajillo, es lavar las coles en abundante agua y retirarles las primeras hojas. Después corta el tronco y haremos un corte en forma de cruz en la parte donde hemos cortado el tallo para asegurarnos que se cocinará esta parte igual que la de las hojas.
    • Vierte las coles en una olla con agua hirviendo con una pizca de sal. Déjalas hervir alrededor de 15 minutos controlando que no se deshagan, pues si eso ocurre tendrán un sabor amargo. El tiempo de cocción de las coles está entre 10 y 18 minutos, dependiendo de su tamaño. Retíralas y escúrrelas después de hervirlas. No tires el agua, pues nos servirá después para elaborar el plato.
    • En una sartén pon cuatro cucharadas soperas de aceite y añade cinco o seis ajos enteros que previamente habremos aplastado. Si quieres que el plato tenga un toque picante, echa un par de cayenas en este momento. Recuerda que debes cocinarlo a fuego medio.
    • Cuando los ajos estén dorados, vierte una cucharada de harina y medio vaso de vino blanco. Agrega también medio vaso de agua con la que hemos hervido las coles antes. Ahora tendremos que reducir la salsa a fuego medio durante 6 o 7 minutos aproximadamente. Para ello, ve moviendo la sartén con movimientos circulares durante ese tiempo.
    • Finalmente, solo quedará rectificar de sal, añadir el perejil picado, un poco de tomillo en rama y dejar que se cocine tres o cuatro minutos más. ¡Ya tienes listas las coles de Bruselas al ajillo!
    • Son diuréticos

Los rabanitos nos ayudan a expulsar toxinas de nuestro organismo. Mantienen hidratado nuestro cuerpo ayudando de forma natural al sistema renal, a la vesícula y al hígado en su trabajo de filtrado.

    • Ayudan a prevenir el cáncer

Precisamente por las características anteriores, los rabanitos nos fortalecen contra enfermedades inflamatorias y desarrollo de procesos cancerígenos. Numerosos estudios demuestran la incidencia positiva de estas raíces, especialmente en cáncer de colon, riñón y estómago.

    • La hortaliza ideal para los asmáticos

Los rabanitos tienen propiedades antiinflamatorias por lo que reducen la congestión nasal, de ojos y de garganta, un beneficio añadido para personas con alergias o asma.

Ya véis que estos pequeñines son todo ventajas y son muy fáciles de incluir en cualquier plato crudos, asados o salteados. Pruébalos como aperitivo o tentempié de media tarde con un aliño ligero de aceite, limón y vinagre. Su ligero sabor picante y su toque crujiente y fresco te ayudarán a llevar mejor los primeros días de calor del año.

Deja tu comentario