Los corazones de coles de Bruselas, ideales para una dieta sana – Primeale. Del campo a la mesa

¿En 7 minutos puedes estar disfrutando de unos corazones de coles de bruselas y no lo sabías? El nuevo producto de Primeale te hace la vida más fácil. ¡Y más saludable!

Desde una piel radiante hasta una mejor salud intestinal, los beneficios para la salud de los corazones de coles de Bruselas hacen que valga la pena comer esta verdura. Vamos a ver uno por uno los beneficios que nos aporta y por qué debemos incluirlos en nuestra dieta.

Los beneficios de los corazones de coles de Bruselas

Buenas para el corazón

Los corazones de coles de Bruselas están cargados de nutrientes saludables como la vitamina C. Los estudios han relacionado una dieta rica en vitamina C de frutas y verduras con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular crónica. ¡Corazón de corazones! 😉

Antioxidantes

Los corazones de coles de Bruselas son ricos en antioxidantes, compuestos que contribuyen a que las células estén más sanas y a un menor riesgo de cáncer.

¡Huesos fuertes!

Son ricos en vitamina K y esto ayuda a mejorar la fortaleza de sus huesos y prevenir lesiones. Ya sabe: dale a tus huesos una dosis de vitamina K y calcio metiendo en el microondas nuestros corazones de coles de Bruselas.

Mejora la salud intestinal

Están repletos de fibra y esto contribuye a mejorar la salud intestinal de varias formas diferentes: desde prevenir el estreñimiento hasta reducir el riesgo de cáncer colorrectal. Una dieta rica en fibra es esencial para tener un intestino saludable.

Frenan la diabetes

Las coles de bruselas son ricas en vitamina A, ácido fólico y fibra, y se incluyen en el listado de verduras que son ideales para un diabético. Son bajas en calorías, diuréticas

Le dan brillo a tu piel

Dile adiós a la piel cansada y apagada. Su vitamina C contribuye a la producción de colágeno y ayuda a mantener tu piel firme y brillante.

Como ves, los corazones de coles de Bruselas de Primeale son prácticos, ricos y saludables. ¡Lo tienen todo!

 

Deja tu comentario