Ya sabéis que las coles de bruselas son uno de los acompañamientos más saludables y deliciosos para tus platos. Además, es una verdura muy versátil que se adapta a propuestas gastronómicas variadas. Hoy vamos a ver cómo cocinar coles de bruselas e incluso algunos trucos para que todo salga perfecto.

Es una de las hortalizas clásicas, más ricas y también más saludables. Es un súperalimento que protege nuestras defensas, que nos cuida.  Por otro lado, cuando decidas elaborar un plato con coles de bruselas y vayas a por ellas al supermercado, tienes que tener en cuenta algunas consideraciones: el producto tiene que estar fresco y sin magulladuras. Tienen que tener un color vivo, estar compactas al tacto y libres de manchas.

Sabiendo esto, una vez que compras las coles de bruselas y empiezas a pensar en todo lo que puedes hacer con ellas en la cocina, es importante seguir unas pautas.

¿Cómo cocinar coles de bruselas?

Aunque estáis acostumbrados a verlas casi siempre hervidas y como acompañamiento de un plato principal, las coles de bruselas ofrecen, como decíamos, multitud de posibilidades en cocina. Normalmente, se consumen cocidas, guisadas o en menestra pero también se pueden cocinar, por ejemplo, a la plancha. O gratinadas en salsa bechamel. ¡O incluso crudas!

Hervidas

Seguramente sea la manera más clásica de cocinar coles de bruselas. Así las llevamos comiendo toda la vida.

Como consejo genérico para cocinar las coles de bruselas hervidas, recomendamos lo siguiente:  cortar la base, retirar las hojas exteriores y lavarlas bien, incluso con un poco de vinagre para restarle acidez. Lo mejor es cocerlas en agua hirviendo con un poco de sal durante 20 minutos, con un hervor continuado. Al finalizar la cocción, las escurrimos bien.

Salteadas a la plancha

Es una de las maneras de cocinarlas que dan un resultado más sabroso. Con un sabor ahumado y un toque crujiente, tus coles de bruselas te sorprenderán. ¡Estamos seguros!

Calienta una pequeña cantidad de aceite en una plancha a fuego medio. Corta las coles de bruselas por la mitad y ponlas sobre la plancha. Saltéalas de vez en cuando. Piensa que, para que estén doradas y al dente, las coles de bruselas grandes tardan unos 8 minutos. Las pequeñas 6 minutos. No olvides espolvorearle un poco de sal. Cuando las saques de la plancha y las sirvas, puedes acompañarlas con un poco de soja o tu salsa preferida.

Gratinadas en salsa bechamel

 Una vez cocidas, antes de meterlas en el horno para que se gratinen, cubre las coles de bruselas con salsa bechamel y un poco de queso rallado. Os prometemos que es una delicia. Un truco: si a esa salsa le añadís un poco de huevo cocido y salsa de tomate, la convertiréis en una salsa aurora riquísima.

Como curiosidad, no es cierto que las coles de bruselas no se puedan consumir crudas. Conocemos recetas veganas en las que las incluyen de esta manera y con muy buenos resultados. Las coles de bruselas son unas de las verduras más apreciadas por los veganos.

Ahora que ya os hemos sugerido cómo cocinar coles de bruselas, sólo tenéis que ir a por ellas y poneros manos a la obra. Si se os ocurren otras formas de prepararlas contádnoslo aquí mismo o en nuestras redes.